Antonio Saura artista

Antonio Saura

Antonio Saura (Huesca, 1930 - Cuenca, 1988) empieza a pintar y a escribir en Madrid, en 1947, mientras se recupera de una tuberculosis que lo mantiene inmovilizado durante cinco años. Allí comienzan primeras experiencias pictóricas. Crea numerosos dibujos y pinturas de carácter onírico y surrealista en los que generalmente representa paisajes imaginarios que plasma en una materia plana, lisa y rica en color.
A raíz de su estancia en París, empieza a pintar ocupando el espacio del lienzo de varias y muy diversas maneras, creando estructuras formales propias que no dejará de desarrollar.
La obra de Antonio Saura toma del surrealismo lo negativo, lo monstruoso, lo natural, lo violento y lo intuitivo; del Action Painting, toma el carácter gestual del proceso creativo y del informalismo, la abstracción.
La figura femenina será una constante en la obra de Saura. En su última etapa, rechaza el formato pequeño para crear composiciones de grandes dimensiones en las que introduce también el color. Algunos ejemplos son Transformaciones o Superposiciones.
De su extensa producción sobresalen las series Crucifixiones, historia de España, Multitudes, Retratos imaginarios o Saurimaquias.

Productos destacados de Antonio Saura