La historia de la silla Standard
Comparte esta entrada

Silla Standard by Vitra

¿Por qué una empresa como Vitra, centrada en el diseño contemporáneo, fabrica un mueble que se diseñó hace tanto tiempo? La respuesta es muy sencilla.

Cuando la estructura determina el diseño

El diseñador, arquitecto e ingeniero francés Jean Prouvé creó la Standard en 1934. Este diseño constituye un claro ejemplo de un aspecto que resulta clave en los numerosos muebles y proyectos arquitectónicos de Prouvé: su preocupación por los requisitos estructurales.

¿Por qué una empresa como Vitra, centrada en el diseño contemporáneo, fabrica un mueble que se diseñó hace tanto tiempo? La respuesta es sencilla: porque algunos diseños del pasado todavía no han sido superados y conservan toda su vitalidad y relevancia.

La creación de un original

Jean Prouvé completó su formación como artesano del metal antes de abrir su propio taller en Nancy en 1924. Durante los años siguientes creó numerosos diseños de muebles hasta que, en 1947, montó su propia fábrica. En 1953 dejó la empresa por desavenencias con los accionistas mayoritarios. A lo largo de las siguientes décadas, Prouvé participó como ingeniero consultor en importantes proyectos arquitectónicos en la ciudad de París.

En 1971 volvió a dejar su huella en la historia de la arquitectura: como presidente del jurado, desempeñó un papel crucial en la selección del diseño de Renzo Piano y Richard Rogers para el Centro Pompidou. La obra de Prouvé abarca una gran variedad de objetos: desde abrecartas hasta herrajes de puertas y ventanas, desde elementos de iluminación y mobiliario hasta casas prefabricadas y componentes de fachadas, desde sistemas de construcción modular hasta grandes estructuras de exposición; en resumen, ha trabajado con casi todo lo que puede fabricarse con métodos industriales.

Vitra comenzó a reeditar los diseños de este gran constructor francés en 2002, en estrecha colaboración con la familia Prouvé.

Metal y madera

La silla Standard se producía en la propia fábrica de Jean Prouvé. En la mayoría de los modelos, el bastidor y las patas eran de metal, y el asiento y el respaldo, de madera. También se fabricaron otras variantes realizadas completamente con metal o con madera (el uso de este material fue habitual durante la guerra, debido a la escasez de metales). Algunas tenían acolchados de distintos materiales o componentes desmontables que facilitaban su transporte. En los años ochenta se fabricaron los últimos modelos, que tenían las patas traseras de aluminio.

Metal y plástico

La Standard SP (Siège en Plastique) tiende un puente entre el pasado y el presente, dando a este diseño icónico un aspecto contemporáneo sin modificar su forma: la Standard SP tiene el asiento y el respaldo de un plástico muy resistente y se puede pedir en una gama de colores perfectamente armonizados con el diseño. El acabado mate de las bases con revestimiento pulverizado es muy duradero y hace juego con las superficies de plástico.

¿Qué es un original y qué representa?

A lo largo de las últimas décadas, Vitra ha colaborado estrechamente con algunos de los diseñadores más importantes del mundo y sus descendientes. Estas colaboraciones han dado lugar a la producción de numerosos clásicos: muebles de otra época que siguen siendo tan contemporáneos y vitales como siempre y que todavía hoy nos inspiran y emocionan. Un original siempre conserva su valor. Una imitación nunca será nada más que una copia, una idea robada. Los detalles marcan la diferencia: no solo por la calidad y las variaciones más evidentes, sino también por el atractivo sensorial y emocional que ofrece el producto auténtico. Un original es un compañero para toda la vida, incluso puede sobrevivir a su dueño y pasar a la siguiente generación, que lo recibirá agradecida.

Puede encontrar la silla Standard en nuestra tienda online pinchando aquí o puede contactar con nosotros para ampliar más información sobre todos sus acabados posibles a través este enlace.